Tres décadas de esfuerzo

La escuela de educación especial Nuestra Señora del Carmen de Sarrià de Ter, en Girona, celebra sus treinta años con el objetivo de que los setenta alumnos del centro consigan [...]

EL PUNT | Domingo, 6 de abril de 2008. David Brugué – Sarrià de Ter.

La escuela de educación especial Nuestra Señora del Carmen de Sarrià de Ter, en Girona, celebra sus treinta años con el objetivo de que los setenta alumnos del centro consigan autonomía.
En el curso 1977-78, un grupo de padres y profesionales del centro psicopedagógico de Fornells que acababa de desaparecer ponían en marcha en medio del casco antiguo de Girona el centro de educación especial Nuestra Señora del Carmen. En 1983, gracias a la implicación de los padres, se trasladó a las antiguas escuelas de la Torras en Sarrià de Ter. Desde entonces ya han pasado 30 años y el centro ha atendido a cientos de chicos con dificultades en el lenguaje oral, escrito, la organización perceptiva, la psicomotricidad y con problemas de afectivos y de conducta.

Actualmente es un centro concertado que tiene unos 70 alumnos matriculados, de 3 a 18 años. Según explica Anna Cornellà, una de las responsables del centro, lo que se pretende es dar una educación básica que permita que los chicos puedan moverse con autonomía en la edad adulta. Así se dan conocimientos en la adquisición de la lectura y la escritura, en catalán, castellano y también inglés y operaciones matemáticas básicas, además y sobre todo de hábitos, la disciplina y los valores. Cada uno de los alumnos dispone de un plan personalizado de aprendizaje. Según explica Cornellà, si se puede empezar a trabajar con alumnos cuando son pequeños, los resultados suelen ser más favorables que si llegan al centro con una determinada edad. Además, se muestra crítica en el sentido de que la política educativa actual es la inversa : es decir, que los alumnos de educación especial se integren en la escuela ordinaria y que, si la cosa no avanza, luego se deriven a centros especializados. A su juicio, si el caso se trata desde un principio, los resultados son mejores.

En el centro, dependiente de la Fundación “Els Joncs”, a parte de la atención educativa hay logopedia, fisioterapia propia, gimnasio, natación y servicios complementarios como la arteterapia, la equinoterapia, que según Cornellà da muy buenos resultados. Las actividades siempre se realizan entre las nueve de la mañana y las cinco de la tarde porque se cree que es importante que se acotan dentro del horario lectivo.

Disfrutar del exterior

Cornellà también destaca que el centro da mucha importancia a salir al exterior, y en este sentido, además de excursiones alrededor de Sarrià, cada año se hacen colonias pero también salidas bianuales en lugares como Egipto, Estambul e Inglaterra, que se financian, en parte, con actividades como la venta de lotería y el reciclaje.

El próximo jueves, la celebración

El Auditorio de Girona será el marco de la celebración de los 30 años de la escuela el próximo jueves con una cena en beneficio de la Fundación “Els Joncs”, que además de gestionar la escuela también tiene organizados unos talleres ocupacionales en Sarrià de Ter. La cena será servida por los Jóvenes Cocineros y ha sido organizado con la colaboración del artista Pep Admetlla y el ilusionista cómico Màgic Andreu. Los beneficios de la cena servirán para llevar a cabo diversas mejoras.